Patatas Alioli

  • Alioli con Huevo

  • Alioli con Almendras

  • Alioli sin Huevo

  • Alioli de Manzana

  • Alioli Thermomix


  • "Patatas Alioli"

    Patatas Alioli



    Os presentamos la receta para hacer las famosísimas patatas alioli, una de las tapas más tradicionales de nuestra gastronomía. Vamos a prepararlas con un alioli con huevo, pero si quieres puedes emplear el alioli tradicional.

    Ingredientes:

    - Un kilo de patatas
    - 400 ml de aceite de oliva o girasol
    - Tres dientes de ajo
    - Un chorrito de vinagre o zumo de limón
    - Dos huevos grandes
    - Un poco de perejil fresco
    - Sal

    


    Preparación:

    Para hacer esta típica receta de nuestra gastronomía, empezaremos preparando las patatas, que es lo que más tiempo nos va a llevar. Vamos a poner a cocerlas en una olla con abundante agua, tras lavarlas bien para dejarlas limpias por fuera. Es recomendable emplear unas patatas que no sean demasiado grandes, para cocerlas en menos tiempo. Las dejamos cocer hasta que queden tiernas, pero no totalmente, las dejamos con una media cocción más o menos, siendo el tiempo variable según el tipo de patatas y su tamaño.

    Cuando hayamos comprobado que están medio tiernas, las sacamos de la olla y las ponemos a enfriar en un recipiente con agua fría. Mientras las patatas se van enfriando vamos a ir preparando la salsa alioli, para lo que comenzamos echando en el vaso de la batidora el aceite de oliva o girasol, el que quieras emplear según queras un sabor más intenso o menos en el alioli, y después agregamos un chorreón de vinagre o de zumo de limón. Agregamos los ajos pelados, los dos huevos, una pizca de sal y perejil fresco lavado al gusto.

    Introducimos la batidora hasta el fondo del vaso y comenzamos a batir a poca intensidad sin mover la batidora, esto es importante para que liguen bien los ingredientes. En el momento que veamos que la mezcla ya ha emulsionado bien, ya podemos comenzar a subir y bajar suavemente la batidora, sin dejar de batir en ningún momento a la misma velocidad, para acabar de formar el alioli. Es importante batir de forma constante y suave para que la salsa alioli quede perfecta. Al acabar la podemos meter en la nevera hasta la hora de comer.


    Cuando las patatas estén bien frías, las pelamos y cortamos en daditos o de forma irregular, como queramos, y las vamos a freír en una sartén o freidor con aceite de oliva virgen bien caliente, hasta que consigamos dejarlas bien doraditas por todos lados, entonces las sacamos y las escurrimos en papel absorbente. Esta forma de hacer las patatas les da ese toque especial que apreciamos cuando las pedimos en los bares. Ya solo nos queda servirlas con el alioli por encima o aparte, para que cada comensal se sirva al gusto. Y a disfrutar de esta estupenda receta de patatas alioli.